La intrépida Jessi Combs quiso alcanzar sobre cuatro ruedas los 996 kilómetros por hora. Ese reto le costó la vida.

A %d blogueros les gusta esto: