La investigación analizó los procesos de toma de decisiones de largo plazo en personas con y sin tatuajes.

A %d blogueros les gusta esto: