El hombre no prestó mucho atención cuando hubo problemas con el datáfono y una vez pagó la cuenta se fue del local sin pedir el recibo.

A %d blogueros les gusta esto: