Todo quedó registrado por las cámaras del parque de diversiones de la ciudad de Barcelona, España.

A %d blogueros les gusta esto: