Las personas que consumen dos o más vasos al día de cualquier tipo de refrescos evidenciaron un mayor riesgo de muerte.

A %d blogueros les gusta esto: