Tras cocinarlos durante seis minutos a una potencia de 900 Watt, los huevos le explotaron en la cara causándole intensas quemaduras.

A %d blogueros les gusta esto: