El crecimiento del fútbol femenino se está dando a nivel global: cada vez los estadios reciben a más gente, en muchos países el deporte se está profesionalizando y la FIFA acompaña y busca potenciar ese crecimiento. La preocupación de Marta es el futuro.

A %d blogueros les gusta esto: