La llamada corrida cambiaria se intensificó en Argentina con la llegada al poder de Mauricio Macri, debido al estrangulamiento de la inversión en dólares en esa nación suramericana.

A %d blogueros les gusta esto: