El fragmento celeste provenía del sudeste y terminó su recorrido en el sur de Rens, Dinamarca.

A %d blogueros les gusta esto: