Los dragones de Komodo tienen la cabeza completamente recubierta de una 'cota de malla' que les sirve para protegerse de sus propios congéneres.

A %d blogueros les gusta esto: