El competidor australiano, famoso por sus excéntricas crisis en la cancha, reaccionó profiriendo agravios al considerar que el juez inició demasiado rápido la cuenta de saque.

A %d blogueros les gusta esto: