El incidente ocurrió en bar de Dublín, donde el luchador invitó a tomar un trago de la bebida de su propia marca a un grupo de personas.

A %d blogueros les gusta esto: