El fuego se desató en una guardería de la ciudad de Erie (Pensilvania, EE.UU.), donde los pequeños pasaban la noche.

A %d blogueros les gusta esto: