Liverpool derrotó este miércoles a Chelsea -ambos de Inglaterra- por penales 5 a 4, tras igualar 2 a 2, y obtuvo la Supercopa de Europa, trofeo que disputaron los ganadores de la Champions League y Europa League, respectivamente.

A %d blogueros les gusta esto: