Después de las elecciones primarias, donde el presidente Macri salió derrotado, se disparó el valor del dólar, generando una devaluación del 30% en el peso argentino.

A %d blogueros les gusta esto: