Stephen Carl Smith, de 28 años, se ofreció a cuidar a la hija de su amigo para que él y su pareja pudieran ir a pescar.

A %d blogueros les gusta esto: