La imagen de la pareja se volvió viral el fin de semana (Foto: Captura de pantalla)

Sonia Amayrani, la mujer que se hizo viral el fin de semana por apuñalar a su novio en un hotel y después haberle pedido perdón y rogado que no se muriera fue presentada ante un juez de control en Guerrero, para responder por la agresión al hombre identificado como Erick Omar.

La joven fue detenida el domingo por la mañana mientras el joven fue trasladado a un hospital para ser atendido por las heridas.

Sonia y Erick Omar ingresaron al motel "La Cascada", en el municipio de Iguala, donde horas después empezaron a gritar en el interior de la habitación. La pelea terminó cuando ella, presuntamente, tomó un cuchillo y lo apuñaló hasta sacarle las vísceras.

En un primer video que circuló en medios de comunicación, la joven suplicaba por su perdón y le rogaba que no se muriera en el momento que lo acuesta en el piso mientras espera que llegue una ambulancia para atenderlo.

El primer video sobre la pareja que se hizo viral en Facebook

Sin embargo, en videos que circularon posteriormente se observa a la joven abofetearlo y gritarle en distintas ocasiones, a pesar de que todavía tiene enterrada el arma blanca con la que lo habría herido.

En ese mismo video, grabado por otro de los huéspedes también se observa cómo él le patea la cara para alejarla, después grita "¡Ayúdenme!" y al ponerse de pie la jaló por el cabello para tirarla al suelo y salir corriendo del motel.

El segundo video muestra otro aspecto de la escena, que en un principio parecía romántica

Sonia fue detenida acusada de lesiones calificadas, mientras que su pareja fue llevado a un hospital donde ya fue operado y estabilizado.

Erick rindió su declaración a las autoridades una vez que su estado de salud se lo permitió.

Pero la historia no terminó ahí. La joven fue presentada ante un juez de control el lunes por la noche, quien después de la audiencia le otorgó libertad condicional con la restricción de no acercarse a Erick Omar y de presentarse cada 15 días a los juzgados a firmar.

El Código Penal del Estado de Guerreo contempla una pena de seis meses a un año de prisión y multa de veinte a 50 días de salario si las heridas de la víctima tardan en sanar hasta 15 días. De uno a dos años de prisión y de 50 a 100 días multa, cuando tarden en sanar entre 16 y 59 días y de dos a cuatro años de prisión, si tardan en sanar más de 60 días.

Sin embargo, en este caso se desconoce si existió algún tipo de arreglo o el perdón de la víctima.

A %d blogueros les gusta esto: