Uno de los logros más importantes que hemos obtenido en Lanús en lo que refiere a la lucha contra el delito, es la descentralización de la Justicia. ¿A qué se refiere esto? Simple: ahora las investigaciones que antes se hacían en Lomas de Zamora se hacen en fiscalías que tienen sede en Lanús.

La cercanía y el compromiso de los fiscales potencia el curso y la cantidad de denuncias, no solo porque ahora estas llegan más rápidamente a su resolución, sino porque más gente se anima a denunciar, debido a que ven que las investigaciones tienen otra celeridad. En definitiva, la descentralización favoreció que haya más denuncias y que estas lleguen a término con más facilidad.

Como sabemos, esto nos permite, no solamente apresar a los delincuentes y hacer cumplir las penas, sino también tener una mejor dimensión de la cantidad y la calidad de delitos que ocurren en Lanús.

Aun con todos estos logros, el nuevo sistema descentralizado seguía cargando con un problema histórico: el miedo del denunciante. Es lógico que una persona que efectúa una denuncia tenga muchos reparos antes de hacerlo, debido a la posibilidad de que el denunciado se entere y tome represalias. Después de todo, estamos hablando de delincuentes.

Con la finalidad de superar esta barrera es que la provincia creó una aplicación para hacer denuncias y el municipio dispone ahora de varios canales por los cuales se puede hacer la denuncia. Ya no es necesario apersonarse en una de las fiscalías, sino que también pueden hacerse denuncias vía Facebook, email y otros canales digitales.

Una vez recibida la información y verificada su verosimilitud, se evalúa la situación y puede llegar a realizar el municipio mismo la denuncia para preservar el anonimato del denunciante. Es decir, el mismo municipio se convierte en denunciante, resguardando así la identidad y la seguridad del vecino que se animó a alertar a las autoridades de alguna transgresión o delito que requiera de la intervención judicial.

Además de proteger la identidad de quien denuncia, el municipio hace aportes de pruebas a partir de las imágenes capturadas por las cámaras de seguridad, de modo tal que potencia la denuncia con datos contundentes que sirvan para su eventual prosecución.

Por otro lado, las comisarías de Lanús ahora tienen un sistema que hace que las denuncias ingresen directo de las comisarías a las fiscalías, lo que impide que se cajoneen o no se gire una denuncia hecha en la seccional. Este es otro aporte fundamental de la provincia en el manejo policial.

A %d blogueros les gusta esto: