El presidente Mauricio Macri aseguró esta noche que "hay que reclamar normalidad y responsabilidad de nuestros dirigentes para que no sancionen leyes que pueden destruir un presupuesto que se acaba de aprobar hace sólo cinco meses", en referencia al proyecto opositor de rebaja de tarifas de servicios públicos, en una charla pública con el director de Amcham Argentina, Manuel Aguirre, durante la comida de gala por los 100 años de la Cámara de Comercio de Estados Unidos en la Argentina.

Por otro lado, Macri dijo que "tenemos un desafío enorme que es reducir la pobreza y para eso hay que mejorar la calidad de la educación pública, lograr entrar en un proceso virtuoso de mejora". En ese sentido, agregó que "hay que recuperar el concepto de que los chicos estudian para trabajar en una empresa".

"Tenemos que entrar en un círculo virtuoso en la educación pública. Argentina está dividida entre los que acceden a la educación privada y los que no. Hoy la situación es tensa con los gremios, pero representan cada vez menos a los docentes. Tenemos que darles más herramientas. El siglo XXI es el siglo del aprendizaje permanente", detalló.

Por otro lado, el mandatario consideró que "la Argentina está en un momento histórico porque los argentinos hemos madurado, entendimos que tenemos que volver a nuestras fuentes, la cultura del trabajo, del esfuerzo personal, ser protagonistas. Por eso produjimos un cambio en democracia que nadie nos daba posibilidad de que sucediese. Este no es un cambio económico, es un cambio cultural, y el pueblo argentino lo entendió".

Respecto de la situación económica, dijo que si bien "la gente dice 'yo quiero este camino', también hemos entendido que no es un camino fácil, lo vivimos hace 15 días, cuando tuvimos un momento de suma tensión, porque más allá de todo esto que queremos poner sobre la mesa, heredamos una situación que nos genera una enorme dependencia, que tenemos un Estado que gasta mucho más de lo que tiene, y que cobra impuestos por demás, que atacan la creación de empleo".

"Los mercados mundiales están más volátiles que nunca por conflictos bélicos, el terrorismo, por cambios de políticas comerciales, por aumento de la tasa de interés de EEUU, esas cosas afectan a los mercados emergentes, y aquel que más dependiente es, más vulnerable es. Por eso tomé la decisión hace 15 días, que ya se venía madurando, de trabajar con el FMI para planificar bien este gradualismo que vamos a acelerar hacia el equilibro macroeconómico, que es una condición necesaria pero no suficiente, hace falta el aporte del sector privado", aseguró.

Por último, concluyó que "nada se logra si no hay equipo, y hoy el equipo de gobierno está más afianzado, por eso pudimos navegar este momento de turbulencia. Era muy difícil desembarcar en una Argentina donde se había destruído el Estado. Es fundamental que el sector privado ponga ritmo, que nos exija, que se suba a la batalla diaria de la competitividad".

Seguí leyendo:

AmCham celebra sus 100 años con un foro regional de negocios al que asistirán funcionarios nacionales y empresarios

A %d blogueros les gusta esto: