Hoy, a los 75 años en la ciudad de Buenos Aires, murió el pintor rosarino Adolfo Nigro. Fue a raí­z de un paro cardiorrespiratorio. La triste noticia se propagó rápidamente por las redes sociales y muchos artistas manifestaron su pesar, desde ilustradores como Horacio Altuna y Miguel Rep hasta instituciones como el Museo Bellas Artes y Abuelas de Plaza de Mayo.

Se trata de "un artista solidario con nuestra lucha desde el principio, que contribuyó con pinturas y dibujos, participó de muestras y vendió varios de sus cuadros para contribuir con la búsqueda de los nietos y nietas", destacó la organización defensora de los derechos humanos en su sitio web.

“Orilla del mar”. Óleo sobre tela 80 x 100 cm (2001)

Nacido el 22 de septiembre de 1942 en el seno de una familia obrera de Rosario, Nigro se instaló en Buenos Aires en la década del 50 para estudiar, primero en la Escuela Nacional de Bellas Artes Manuel Belgrano y luego en la Prilidiano Puyerredón, mientras trabajaba como metalúrgico, albañil, camionero o verdulero.

Entre sus maestros se encuentran Antonio Pujía, Ví­ctor Magariños, Aurelio Macchi y Héctor Nieto, así como el escultor Joaquín Torres García (1874-1949), de quien tomó su herencia durante los 60 en Montevideo, donde también vivió, y, a partir de su "universalismo constructivo", hizo dibujo, collage, pintura, cerámicas y tapices.

“Luz del agua”. Acrilico sobre tela 100 x 100 cm. Nº 24 (2007)

En estos momentos, y desde el 25 de abril, en Smart Gallery, ubicada en Avenida Alvear 1580 Planta Baja, se expone una muestra de su autoría. Se trata de una selección de obras de diferentes técnicas y épocas. Se la puede visitar de lunes a viernes de 13 a 19:30 horas hasta el 8 de junio.

“Moradores del Río”. Óleo sobre tela 80 x 100 cm. N°51 (1995)

Nigro fue distinguido con el Premio XXIV Salón Nacional de Grabado y Dibujo (1988); el Gran Premio de Honor LXXVIII Salón Nacional de Artes Plásticas, el Premio Trabucco Adquisición, otorgado por la Academia Nacional de Bellas Artes (1994).

"Pienso que una vocación artística empieza por una necesidad de hacer algo, por una inclinación natural hacia el arte", había dicho en una entrevista, consultado sobre su producción, que se caracterizó por una percepción singular del mundo real en obras similares a tapices.

“Ritmos de la tarde”. Óleo sobre tela 80 x 100 cm (2004)

Su primera producción asumió un imaginario fantástico rioplatense, continuó definida por el agua como elemento y luego se extendió al aire y la tierra, en un intento por recuperar el pasado, su infancia en Rosario, la juventud montevideana y los inicios porteños. Entre otras ciudades, expuso en Buenos Aires, Montevideo, Santiago de Chile, La Plata, Rosario, Madrid, La Habana, México, Nueva York y Miami.

Sus restos serán velados mañana, martes, durante una ceremonia í­ntima y familiar.

Fuente: Télam

______

SEGUÍ LEYENDO

"Los Rivales" de Diego Rivera se convirtió en la obra latinoamericana más cara jamás vendida en una subasta

Money Art: cuando un billete se convierte en una obra de arte

A %d blogueros les gusta esto: