Belgrano recibió en el Barrio Alberdi a Temperley con la necesidad de ganar para mantener las esperanzas de clasificar a la Copa Sudamericana. La debilidad del equipo descendido y la primera acción con un remate en el palo hacían suponer a un Pirata victorioso.

Sin embargo un grosero error de Acosta le dio la oportunidad al conjunto de Esmerado de dar el golpe en Córdoba. El arquero no supo tolerar la presión de sus rivales y luego de un intento fallido de eludir a un delantero le regaló el gol a Delgado. El sorpresivo 1 a 0 cayó como una bomba en el Julio César Villagra y un manojo de nervios recayó sobre el dueño de casa.

No conforme con la primera conquista, el arquero local continuó demostrando sus limitaciones. En un centro llovido, en el que no debería tener ningún inconveniente, el canterano argumentó su vulnerabilidad por una supuesta infracción en ofensiva, pero el tanto de Boggino fue perfectamente válido. Con el 2 a 0 en contra, la chance de cruzar las fronteras parecía cada vez más lejana.

A %d blogueros les gusta esto: