El Banco Central decidió llevar la tasa de referencia del mercado a 40% anual en pesos, según el centro del corredor de pases a 7 días, como una medida extraordinaria para alimentar la demanda inversora por la moneda doméstica.

La medida, que en los hechos significa establecer un rendimiento positivo en términos reales en inéditos de 15 puntos por encima de la inflación, se produjo en momentos en que la venta de divisas a inversores, empresas, bancos y ahorristas se aceleró al punto de llevar el dólar a los 24 pesos.

Pero más allá de la dinámica del mercado de cambios, hay un indicador sobresaliente que concentró la atención. Este viernes se produjo una nueva baja en los precios de las LEBAC en el mercado secundario, pues proliferaron las ventas de estos títulos.

SEGUÍ LEYENDO:

El BCRA vuelve a subir las tasas de referencia a 40% para frenar la escalada del dólar

Mauricio Macri recibió a Nicolás Dujovne para analizar las negociaciones con el FMI

Megavencimiento de Lebac: otro difícil test para el Banco Central

Su rentabilidad, que evoluciona en sentido contrario a los precios, se elevó a 50% anual para los títulos cortos, lo que llevó al Banco Central a recomprar sus Letras, por un monto estimado en $30.000 millones, para apuntalar los precios y enfriar la tasa implícita, que cedió a 46% anual.

El BCRA quiere una tasa cercana a la de referencia, pues se avecina el próximo martes 15 una megalicitación de LEBAC por unos $680.000 millones, más de la mitad del stock de este pasivo, y para renovar la totalidad de estos vencimientos, la entidad monetaria deberá ofrecer una tasa de retorno similar a la que le está marcando en estas horas el mercado secundario.

"A la tasa de la semana que viene la veo alta. Ahora la veo arriba, en 40% para la licitación del martes. Se tiene que condecir con lo que pasa en el mercado secundario y ahí se habla de 50% o más, para el tramo que vence a mitad de mes", señaló José Bano, gerente de asesores financieros de InvertirOnline.

Si el BCRA no renueva la totalidad de los vencimientos del martes próximo podría acelerarse la demanda de divisas

Bano dijo a Infobae que el Central "podría licitar abajo del nivel del mercado secundario también y convalidar una tasa de 40%". Pero la incertidumbre no es menor, pues si el BCRA no logra renovar el total de los vencimientos, deberá entregar pesos que, volcados al mercado, podrían acelerar la demanda de divisas o generar más inflación.

El agente de InvertirOnline añadió que ante precios tan bajos para las LEBAC "no tiene sentido desarmar y vender hoy, hay mucha quita. El que vende es por miedo, porque se quiere pasar ya a dólar. Hay muchos rumores. Es desesperación del que vende, quizás gente asustada".

Amílcar Collante, economista del CESUR, apuntó que "si se miran las tasas intradiaras son altas porque la posición termina ahora, pero están en relación con el tipo de cambio. Hay desarme de LEBAC para cubrirse. Se creía que con tasa del 40% las cosas se iban a calmar un poco, pero sigue la presión alcista".

SEGUÍ LEYENDO:

Luis Caputo: "El acuerdo con el FMI nos permitirá asegurar los créditos hipotecarios y los planes sociales"

Carlos Rodríguez: "El Banco Central se tiene que sacar de encima las LEBAC"

El Fondo, la estanflación y la "adicción" a las LEBAC

"El volumen operado es importante, en parte porque el Central tenía colocado mucho a largo plazo y eso se fue acortando. El BCRA también modificó esos tramos y llevó a que las colocaciones se concentren en los tramos más cortos y que sean de menor volumen", precisó Collante a Infobae.

Agregó que "el mayorista que quiere salir, sale hoy, no espera al martes. Es lo que hacen los fondos y los mayoristas. El 'chiquitaje' puede ser que no renueve el martes asustado por el alza del dólar".

José Bano coincidió en que "va a ser una renovación complicada. La tasa será buena y eso va a atraer. Hace tres semanas y media era 26,3% y ahora estamos viendo si será 40% o más. Muchos van a renovar, sobre todo la plata grande. El individual por ahí se cuida un poco más".

EL FMI Y EL DÓLAR TAMBIÉN JUEGAN

El sorpresivo anuncio del presidente Mauricio Macri de negociar con el Fondo Monetario Internacional (FMI) una ayuda financiera no logró calmar a los mercados e incluso incentivó a muchos ahorristas a comprar dólares.

"El FMI le puede pedir al Estado que equilibre cuentas y no sería tan disparatado que 'dejen ir' el tipo de cambio, pero por otro lado el Central interviene", consideró José Bano.

SEGUÍ LEYENDO:

El dólar superó los 24 pesos y el BCRA vendió más de USD 1.000 millones para frenar la escalada

La volatilidad cambiaria golpeó en acciones y bonos argentinos

Mauricio Macri: "Estamos poniendo la verdad sobre la mesa"

Un reporte de Portfolio Personal evaluó que "técnicamente el blindaje con el FMI y posiblemente otros organismos internacionales es positivo. La lectura económica de esto es más compleja, pero no irrelevante cuando enfrentamos una crisis de confianza o expectativas".

No obstante, advirtió que "el tema de liquidez de corto plazo -que puede ser que exista- se salva con lo primero, pero no así la incertidumbre política ya pensando en el mediano plazo".

A %d blogueros les gusta esto: