Faltaba un minuto para el final del tiempo regular en Santa Fe. Independiente perdía por la mínima ante Unión y buscaba sin cansancio el empate. Martín Benítez sacó un remate desde la puerta del área y el balón, que tenía destino de arco, se desvío en Jonathan Bottinelli.

El delantero del Rojo enloqueció. Comenzó a recriminarle al árbitro Fernando Echenique que había sido un claro penal. Tenía razón: el defensor del local abrió de manera ampulosa su mano y logró interceptar el remate.

Al finalizar el duelo, todos los futbolistas increparon al juez, que desconoció su error. "Nico, ¿vos crees que si yo veo la mano no la voy a cobrar?", le aseguró Echenique a Domingo en medio de la discusión acalorada.

"¡El cuarto (árbitro) te dijo que fue penal!", le recriminó Benítez. Ante la consulta de los cronistas televisivos, Domingo dio detalles del diálogo con el juez: "Me dijo que él no ve la mano…".

Al ser consultado por los periodistas, Echenique se desentendió: "No sé de qué me estás hablando". Luego, se metió en el túnel arbitral.

"La toco con la mano pero no la quiero poner. Fui a tapar el tiro y me pegó en la mano. Una vez nos tiene que tocar que el árbitro se equivoque para nosotros", sentenció el propio Bottinelli ante las cámaras.

Lo cierto es que el Rojo hubiese estirado sus chances de clasificar a la Copa Libertadores 2019 si conseguía empatar, aunque hubiese dependido del resultado de Racing.

Seguí leyendo:

"Explosivas declaraciones de Ariel Holan: "Nunca pensé que se podía suspender un partido por teléfono""

"Fuertísimo cruce de Guillermo Barros Schelotto y Fernando Rapallini"

A %d blogueros les gusta esto: